alianzas

Cuando el afecto se convierte en un profundo sentido de la proximidad y la pasión se convierte en una promesa para toda la vida, los anillos de boda son la expresión personal de armonía, de emoción, una visión de la vida.

Cuando se desliza tu dedo dentro la alianza, es el momento más dulce... En ese instante, quien no tiene ganas de gritar alto y claro que se casa, que vivirá con la persona que ama?

Después de la boda, no resistirás la tentación de exhibir orgullosamente el anillo que representa la consagración de tus sentimientos... Tendrás, seguramente, la impresión de que todo el mundo está con los ojos puestos en él.

Hoy en día la alianza puede ser de oro, de titanio, de acero, de plata, de platino, de paladio, etc. y con brillantes o sin ellos...

El origen de las alianzas:

  • Su origen es el anillo metálico que intercambiaban los esposos en la Roma antigua. Este anillo representaba el círculo de la vida y de la eternidad. Más tarde, bajo la influencia cristiana, el oro reemplazó el hierro, pero desde hace siglos, cada uno de los miembros de la pareja le coloca al otro una alianza en el dedo.
  • Los novios se entregan una alianza circular, como símbolo de amor eterno, representando en el aro lo que no tiene ni principio ni fin.
  • En el siglo IX, el Papa Nicolás, autorizó a considerar la entrega de anillos como la formalización de la relación de novios. En la actualidad, la costumbre se ha mantenido y el ritual está incorporado tanto en las bodas católicas como en las civiles.
  • Los anillos de boda pueden hacerse de diversos materiales, lo más usual es el oro aunque últimamente se hacen también servir otros otros materiales como acero, titanio o paladio. En cualquier caso, se hacen de un material noble y resistente, significando que el amor será tan fuerte y puro como esos materiales.
  • En la actualidad, es muy habitual que las alianzas lleven uno o varios diamantes, pues son un símbolo de eternidad. Antes, sin embargo, los diamantes estaban reservados generalmente para el anillo de compromiso. En el año 1477 ya se conoce que María de Borgoña recibió un anillo de diamantes del Archiduque Maximiliano de Austria, y hay constancia de que fueron los egipcios quienes instauraron el llevarlo en el tercer dedo de la mano izquierda, pues estaban convencidos de que la "vena del amor" partía del corazón para terminar en ese dedo.
  • Tradicionalmente, una vez hecho el intercambio de los anillos, la novia comienza a usar su solitario junto a la alianza de matrimonio, colocando primero el aro matrimonial. Es por ello que es conveniente que tengan una relación en tamaño, color del oro, material, estilo, forma, etc.
  • También se da a menudo el caso de que, a partir del día de la boda, el anillo de compromiso pase en la mano derecha para evitar el roce entre el anillo de compromiso y el de boda al llevarlos juntos a diario.

Al buscar unas alianzas que serán para mucho tiempo, hay que tener en cuenta la calidad. Calidad en la estructura, en el diseño y en el metal elegido.

Te proponemos una amplia gama de anillos de elegante diseño pensados para que podáis seleccionar los que mejor encajan con vuestro gusto y presupuesto.

Tener dudas sobre la medida de los anillos, no debe convertirse en un inconveniente, consulta nuestro artículo sobre las tallas.

 

Gracias por visitarnos. Puedes comprar con total tranquilidad !!!

Para cualquier consulta adicional puedes contar con nuestro equipo.

contactar